Si no sabes qué ponerte, puedes ponerte a leer

“No importa lo ocupado que creas que estás, debes encontrar un hueco para la lectura. De lo contrario habrás escogido sumirte en la más absoluta ignorancia” (Confucio)

Si no sabes qué ponerte, puedes ponerte a leer, esta frase captó mi atención desde el primer momento que la leí. Y es que el hábito de la lectura debería ser tan importante y natural como lavarse los dientes a diario, comer o ser aseados. La lectura favorece el desarrollo motor, lingüístico, cognitivo, social, lúdico incluso emocional de las personas. El crear la lectura como hábito nos permite estimular la imaginación, ampliar nuestro conocimiento, mejorar nuestra compresión del mundo y los sucesos que ocurren en el, también nos brinda la oportunidad de crear una personalidad única, original y distintiva, amplia nuestro lenguaje, mejorando nuestra compresión del mundo y entorno.

La lectura puede llegar a convertirse en toda una experiencia que perdure a lo largo de la vida de todo ser humano, según estudios e investigaciones científicas se ha demostrado que, desde el nacimiento de  la persona hasta los siete años aproximadamente, se producen cambios significativos en los niños y niñas, que influyen en su desarrollo mental y emocional, siendo estos las bases para el desarrollo de su inteligencia y parte de su integración, por lo que este crecimiento debería estar acompañado de la lectura.

Libros-para-niños-de-7-a-8-años-para-leer-en-familia

Es realmente importante fomentar la lectura a una edad temprana, convirtiéndola en una herramienta de trabajo intelectual, agilizando la mente y por ende la inteligencia. También genera mayor capacidad de poseer una buena escritura, expresando de mejor manera las ideas, proyectos, argumentos, pensamientos y expresión de las inquietudes. Pero la colaboración de los padres o adultos son necesarias para impulsar la lectura.

Este hábito proporciona estándares de comportamientos en las personas, se ha confirmado que lo niños deben estar en constante interacción con la lectura, pues esto ayuda a tener un mejor manejo del lenguaje, añadiendo una mayor cantidad de palabras al léxico y aportando una imagen mental del comportamiento. La forma más eficaz de ayudar a los niños a crear amor por los libros, es leer en voz alta con ellos, leer delante de ellos o tener libros a mano, demostrando así que podemos disfrutar de esto.

libros1

Una persona que no sepa leer, difícilmente podrá encontrarse preparada para el resto de su aprendizaje. Un correcto aprendizaje en los métodos de lectura está directamente vinculado al fracaso o éxito escolar.

Pero ¿Qué pasa si ya somos adultos y no tenemos el hábito de la lectura? Según Cristóbal González, director del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Málaga, señala que la afición por la lectura no se desarrolla necesariamente como consecuencia de la estimulación externa, “sino a partir de una disposición personal que configura el ámbito de los gustos y aficiones de cada individuo”. Entonces para llegar a ser unos buenos lectores podemos llegar a seguir algunas pautas

  • Medir nuestro tiempo en otras actividades: la televisión y tecnología, son los principales distractores de la lectura. Actualmente las personas dedican más tiempo a este tipo de actividades incluso atrasando el trabajo u otras responsabilidades por estas distracciones.
  • Leer un poco cada día
  • Aprender a elegir: cada persona es distinta y en la lectura es lo mismo, nuestros intereses pueden variar, en este caso es importante buscar libros que se ajusten a nuestro interés y necesidades, existe una amplia variedad de temas y libros sobre los que podemos escoger.
  • Crear un ambiente adecuado.
  • No adelantarnos a la lectura y escoger textos que se adapte a la sensibilidad y progresión de un lector principiante, por ejemplo un niño de edad temprana no comprende todo lo que lee, por lo que el libro debe ser apto a la capacidad de absorción.
  • La calidad de lo que se lee es importante, ya sea una historieta, una enciclopedia o una novela.

Libros-que-todo-emprendedor-debe-leer

La lectura puede ser más que una actividad de tipo educativa, puede llegar a convertirse en recreativa y un fuerte instrumento en el aprendizaje brindando una mayor cultura y dominio del entorno. El leer solo trae efectos positivos, lo peor que puede pasarte es que aprendas algo nuevo.

A corto plazo la lectura puede:

  • Enriquecer el conocimiento
  • Hacer que el leer se vuelva un hábito interesante y necesario
  • Ampliar y organizar nuestro entorno real
  • Adelantarnos a futuras experiencias
  • Desarrolla nuestras capacidades tales como la memoria, el lenguaje ampliando el vocabulario, aumento del ingenio e imaginación, creatividad
  • Relajar tensiones
  • Pensar y reflexionar
  • Conocer otras formas de pensar
  • Afirmar la personalidad
  • Informar

Sin duda alguna si algún día nos encontramos sin saber que hacer o como en este caso sin saber que ponernos, lo mejor será ponernos a leer.

“La lectura es a la mente, lo que el ejercicio al cuerpo” (Joseph Addison)

 

Gustavo Urdaneta
Gustavo Urdaneta
Geek, Web designer, amante del café y el chocolate, Wordpress lover. CEO de mi propia vida y de Soluciones Digitales Seniortavo

1 Comment

  1. […] Te puede interesar: Si no sabes qué ponerte, puedes ponerte a leer […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *